Los lubricantes

Published by: 0

Es usual creer que los puntos de lubricación de un vehículo están en el motor, como por ejemplo los aceites entre los segmentos, pistones, entre otros elementos que lo componen y no se equivocan. Los lubricantes, teniendo las propiedades adecuadas, son capaces de aguantar altas temperaturas y presiones, entre ellos están los aceites. Se les puede encontrar entre las cajas de cambio, bien sean automáticas o manuales.

Cuando se trata del aceite del aire acondicionado o el climatizador se deja en el olvido, solo se hace presente en verano cuando el aparato deja de funcionar por falta de mantenimiento. Correr a un taller todo el tiempo no lo salvará de tener que enfrentar grandes daños si no se toman las debidas medidas.

En resumen, cuando se menciona la palabra lubricante todos hablan del aceite, porque evitan que entren en contacto dos superficies y así no hay desgaste, permitiendo que duren por más tiempo. Pero ¿qué hay de las grasas?, estos elementos son de gran importancia pese a lo humildes que son y hacen mucho por los coches.

No son desechos

Los aceites se llevan el protagonismo, pero que el coche tenga grasa es lo que hace que varios de los elementos se averíen. Algunos creen o consideran que las grasas no son tan necesarias o que son suciedad del motor y no, las grasas se componen por sustancias químicas que se encargan de lubricar esos puntos que se olvidan, que generalmente necesitan que esa lubricación sea eterna.

Esos lugares suelen ser muy pequeños, la cantidad de grasa que usan es tan poca que hacerle mantenimiento sería labor para alguien como un relojero. Si se estropean o dañan no tendrá más opción que cambiarlos debido a que no admiten reparaciones en el taller.

Las grasas son sustancias muy técnicas que los fabricantes utilizan bajo sus propias especificaciones, tanto que son parte de lo que llaman primer llenado. Este se realiza en la fábrica directamente para realizar las pruebas, entre ellas se comprueba si funcionan bien como para no dar problemas a lo largo de la vida útil del coche.

Si se descuida el uso de los lubricantes, las averías pueden ser muy serias; sobre todo las del motor por lo caras que son. A pesar de ello el motor al igual que sus componentes son reemplazables, y si lo hace por uno de segunda mano el gasto no será tan duro. Entre en motoresbaratos.net y podrá encontrar de forma sencilla lo que busca con pocos clics.