Uno mas viviendo en casa

Published by: 0

hazmeprecio (1)

Mi suegro falleció hace ya muchos años, y mi suegra ha estado viviendo sola todo este tiempo. Mi marido es hijo único por lo que a la mujer a parte de alguna sobrina que vive lejos no le quedamos nada más que nosotros. La mujer es una bendita, todo lo ve bien, nunca pone pegas a nada y se adapta a los tiempos con una rapidez que ya quisieran muchos.

Hace unos días dio un tropiezo en su casa y se cayó en la escalera, afortunadamente solo se rompió una muñeca y se dislocó el hombro, con lo doloroso que debe de ser eso. Ella ni se quejó. Tras la visita a urgencias se vino a casa ya que le pusieron un cabestrillo y no puede hacer nada sola. Esa misma noche hablando con mi marido, llegamos a la conclusión de que ya no puede vivir sola, ni muchos menos subir los catorce escalones que tiene para subir al dormitorio. Tras barajar varias opciones, creemos que lo más oportuno es que se venga a vivir con nosotros así ella está acompañada y a nosotros nos viene también muy bien porque en cualquier momento se puede quedar con los niños.

Para que ella mantenga su autonomía y nosotros nuestra privacidad, hemos decidido ampliar la casa, deshacernos del garaje y montar allí un pequeño apartamento que le permita sentirse en su casa. Para ello solicitamos presupuestos de obras para ver cual nos interesaba más. La idea es quitar la puerta de garaje e instalar en su lugar una puerta y una ventana. En el espacioso garaje montar una cocina americana que comunique salón y cocina, un dormitorio y un baño completo. De la cocina acceso a un patio compartido con nosotros y que por allí pueda acceder a nuestra casa a través de la cocina, así en cuestión de segundos pasará de su casa a la nuestra, para comer y cenar con nosotros y pasar la noche en su casa con la confianza de que estamos allí mismo.

Es una gran suerte contar con una casa que te permite enfrascarte en una obra de esta índole y que haya empresas que te hagan un presupuesto personalizado también ayuda mucho. La obra comenzará dentro de dos días y durará como tres semanas. Mi suegra está muy contenta porque podrá pasar más tiempo con los niños, y nosotros también por que podremos pasar más tiempo sin ellos.